Seleccionar página

Evita que el coronavirus se quede en las superficies de tu vehículo, aquí te dejamos unos consejos para mantener el interior del coche libre de bacterias.

El Covid-19, como explicamos en nuestro anterior artículo, es una de las más de 700 bacterias que habitan en el interior de nuestro coche; por eso, y ahora más que nunca, debemos extremar las precauciones para recuperar el uso del coche de una forma segura.  Dado que actualmente la mayoría de nosotros disponemos de bastante tiempo, no está de más que te recordemos algunos consejos de cómo mantener limpio el interior del coche.

Y es que según los datos, los españoles pasamos cerca de una hora diaria metidos en el coche… en condiciones de vida normales (no como las que estamos viviendo). El interior del coche es, además, uno de los lugares donde más se pueden acumular las bacterias y la suciedad, constituye un microclima perfecto para la transmisión de virus respiratorios como el Coronavirus. Por ello, es realmente importante la limpieza del aire interior del vehículo y así poder hacer frente a virus y bacterias.

Remedios caseros para superficies.

Sin embargo, si no quieres correr el riesgo de salir de casa, puedes pedir un servicio de desinfección a domicilio o bien aplicar a tu coche algunos remedios que siempre ayudan, dado que como decíamos ahora tendrás más tiempo de estar en casa, puedes hacerlo tú mismo. Como casi ninguno cuenta con productos específicos de desinfección como el que aplicamos en nuestros servicios (Desinfectante con partículas de ozono), pero si tampoco queremos salir al supermercado o este ha sido completamente devastado siempre puedes optar por el agua y el jabón o, en su defecto, el alcohol (que también ha sido devastado).

El remedio casero será una especie de “pócima” que tiene que contar con un componente desinfectante: alcohol, jabón o en su defecto vinagre o incluso limón. En este último caso, también puedes frotar el propio limón por las superficies. La máxima efectividad la lograrás a través del uso del oxígeno activo, que no dejará rastro de bacterias en las superficies.

El limpiado es sencillo, sólo necesitas una bayeta de microfibra (una camiseta antigua también sirve), un barreño o cubo de fregona y otro cubo por separado. Y la operación es fácil, mojamos el trapo en la mezcla (agua + el componente de desinfección que elijamos ), escurrimos el exceso y lo pasamos por encima de las superficies (salpicadero, volante, plásticos…), posteriormente escurrimos el trapo en después de cada pasada en el otro barreño. La aspiradora también es un gran aliado, más aún si tienes mascotas, ya que eliminarás buena parte del polvo.

Respecto a la tapicería os dejaremos más adelante otro artículo para enseñaros en más detalle su desinfección y limpieza. Recordad que en redes sociales colgamos a diario tips caseros de desinfección del vehículo.